JAPÓN EN ZARAGOZA

COLECCIÓN DE ARTE ORIENTAL FEDERICO TORRALBA EN EL MUSEO DE ZARAGOZA

El 1 de octubre de 2001, el Consejero de Cultura y Turismo del Gobierno de Aragón, D. Javier Callizo, y el reconocido historiador del arte y profesor emérito D. Federico Torralba Soriano, firmaron un pacto sucesorio, por el cual legaba a la Diputación General de Aragón, “para después de sus días” su colección y biblioteca especializada de Arte Oriental. De acuerdo con los términos del pacto, el investigador de arte aragonés se comprometía a entregar al Gobierno de Aragón la colección de más de mil piezas de obras de Arte Asiático, su biblioteca de aproximadamente dos mil volúmenes dedicada al Extremo Oriente así como su archivo personal donde se recogían todos los documentos relativos a la colección. Por su parte, la Diputación General de Aragón se responsabilizaba, entre otros asuntos, de inventariar y catalogar todo el legado, de exponer, si no toda, una buena parte de la colección de Arte en las salas del Museo de Zaragoza, y de constituir una Fundación dependiente de la Comunidad Autónoma de Aragón, denominada Torralba-Fortún, con el objetivo primordial de exponer y divulgar la citada colección de Arte Oriental así como de propiciar el estudio sobre esta rama del Arte y sobre otras que guarden alguna vinculación con aquella. Tras la firma del acuerdo la colección y la biblioteca especializada se trasladaron al Museo. Los fondos bibliográficos, en depósito en su biblioteca, ya han sido objeto de una minuciosa catalogación. En cuanto a las obras de arte, realizado un primer inventario y en marcha su completo catálogo, se decidió exponer una parte de la colección (unas 150 piezas) en la sala número 23 del Museo de Zaragoza, lugar en el que permanece en la actualidad. Esta exposición, inaugurada el día 10 de diciembre del 2002, con la presencia del Sr. Embajador del Japón en España y de diversas autoridades aragonesas, constituye una representativa muestra de la colección. El resto de las obras se encuentran en depósito, perfectamente ordenadas en vitrinas y armarios en una sala adjunta de acceso restringido. En definitiva, gracias al acuerdo realizado, todos, investigadores y estudiosos, aficionados y curiosos o simples amantes de la belleza, podemos acceder a un excepcional legado artístico y bibliográfico de Oriente.

Breve descripción de la biblioteca

La biblioteca especializada Federico Torralba, hoy en el Museo de Zaragoza, se compone de un total de aproximadamente dos mil obras (libros de anticuario, ensayos, trabajos de síntesis, manuales clásicos, diccionarios, enciclopedias, trabajos de investigación, tesis doctorales, catálogos de exposiciones, de museos y de subastas, actas de congresos, ediciones facsímiles, revistas especializadas, obras literarias, etc.) de variada temática relacionada con Oriente, publicadas en su mayoría en el extranjero por prestigiosas editoriales, durante un amplio periodo cronológico que se dilata desde el año 1849 hasta la actualidad. Estas obras pueden clasificarse en un total de cuatro bloques temáticos.
El bloque más importante y más cuantioso de los fondos bibliográficos es el dedicado a Japón, Está formado por un conjunto de títulos sobre historia, cultura, religión, mitología, arte, música, lengua y escritura, teatro y literatura de Japón, además de obras literarias clásicas japonesas (poesía, cuentos, leyendas y grandes relatos) traducidas del idioma original al castellano, francés e inglés. Dentro de este bloque, el repertorio de obras sobre Arte Japonés es único e incomparable. Aunque las publicaciones existentes en los fondos sobre esta materia permiten tener una completa panorámica de los estudios de cada una de las manifestaciones artísticas japonesas (arquitectura, escultura, pintura, iconografía budista, caligrafía, jardines, bonsai, ikebana, artes en torno a la ceremonia del té, metalistería, arte del cristal, mobiliario, esmaltes, marfiles, máscaras de teatro, armas y armaduras, textiles, arte popular, abanicos, papiroflexia, etc.) hemos de destacar las dedicadas a cuatro de las artes más singulares y conocidas de Japón: ukiyo-e, arte de la laca, netsuke y cerámica. Puede afirmarse que en estos cuatro casos la biblioteca recoge la mayor parte de las publicaciones (de muy variada naturaleza ya que se incluyen manuales, ensayos generales, catálogos varios, monografías de artistas, trabajos sobre técnicas, estudios parciales sobre la producción artística en determinadas épocas, etc.), editadas en lenguas occidentales sobre dichas materias.
Un segundo bloque de interés es el dedicado a China. Como en el bloque anterior, aunque las publicaciones que incluye la biblioteca recogen el estudio de muy diferentes aspectos de esta cultura milenaria (historia, religión, ciencia, astrología, música, literatura, obras clásicas de literatura, etc.), resaltan sin duda las relativas al Arte (arquitectura, escultura, pintura, caligrafía, jardines, cerámica, mobiliario, bronces, jades, lacas, marfiles, arte del cristal y textiles). Cualquier especialista en este campo puede encontrar en la biblioteca todas las obras de referencia más importantes en lenguas occidentales. Hemos de señalar, sin embargo, que es especialmente completo el apartado dedicado a la cerámica y porcelana china donde pueden consultarse todas las obras de los más reconocidos investigadores occidentales sobre el tema así como los catálogos de los museos y de las exposiciones nacionales e internacionales más relevantes que se han celebrado en los últimos años.
De menor cuantía, aunque no por ello menos interesante, es un tercer bloque dedicado a otras culturas del Asia Oriental. Nos referimos a un conjunto de títulos, en su mayoría de Arte (aunque también tratan de otros aspectos de estas culturas), relativos a Tíbet, Nepal, Mongolia, Indonesia, Tailandia, Camboya, Java, Vietnam, Corea y sobre todo a India.
También interesante es el cuarto bloque formado por una serie de obras dedicadas al mundo Musulmán. Sobre esta temática podemos encontrar estudios históricos, obras literarias escogidas, y, sobre todo, siguiendo líneas anteriores, obras relativas al Arte Islámico en sus distintas manifestaciones, destacando especialmente las obras dedicadas al arte de la miniatura y del tapiz.

Breve descripción de la colección de Arte Oriental

La colección Torralba de Arte Oriental se compone de más de mil piezas de diversas manifestaciones artísticas, datadas en un amplio periodo cronológico que se dilata desde el siglo III hasta la actualidad (aunque en su mayoría se datan entre los siglos XVII-XIX), procedentes de diversos países orientales, Japón, China, India, Corea, Tíbet, Nepal, Irán, Tailandia, Indonesia, Birmania y Turquía, entre otros. De todas ellas, destacan por su elevado número las procedentes de Japón, y las de China que, aunque tienen menor cuantía que las anteriores, son muy abundantes. Los fondos de la colección comprenden los siguientes tipos de obras:
- Pinturas, dibujos y miniaturas. Son cerca de 100 en total, sobre seda o papel, a tinta monocroma y a todo color, de diferentes formatos, de temática religiosa y profana, de variada iconografía, procedentes primordialmente de Japón y China, aunque también hemos de destacar un conjunto de tankas, mandalas y otras obras budistas de Tíbet y Nepal y una serie de miniaturas persas e indias. Es justo mencionar también un grupo de cuatro pinturas religiosa tailandesas pegadas sobre papel con inscripciones realizadas con la primera caligrafía tailandesa derivada de escritura Khmer, introducida en Tailandia en la segunda mitad del siglo XIV. En este apartado incluimos también caligrafías, vinculadas a veces a pinturas, sobre papel, principalmente japonesas y chinas. Hay también una pequeña colección de biombos, entre los que destacan dos japoneses que reproducen diversas vistas del lago Biwa sobre un fondo dorado. Posiblemente formarían parte de un grupo de ocho biombos dedicados a las ocho vistas del lago Biwa (Ômi hakkei), tema muy frecuente en el arte japonés.
- Esculturas. De variados materiales (en bronce, piedra, madera, arcilla o terracota, porcelana y marfil), algunas con su dorado y con su policromía originales, presentan diferentes funciones (escultura funeraria, escultura religiosa búdica), variadas iconografías (representaciones de Budas, Bodhisattvas y otros personajes del panteón búdico) y diversas procedencias, especialmente de Japón, China, Camboya, Tailandia, Birmania e India. En total la colección cuenta con 37 bronces (primordialmente escultura búdica) y con otras 70 de otros materiales.
- Libros ilustrados originales. Cuenta la colección con un total de 110 obras constituidas por 179 volúmenes, en su mayoría japoneses. Hemos de subrayar el interés del conjunto de libros ilustrados japoneses ya que la colección ofrece una amplia muestra de las escuelas de pintura del periodo de Edo, incluido el ukiyo-e. Conforma uno de los grupos más interesantes de la colección de arte japonés, teniendo en cuenta tanto la cantidad como la calidad de las obras.
- Grabados. Constituyen un total de 137 obras realizadas en madera (xilografía), de los más significativos artistas de la escuela japonesa ukiyo-e, datados en los periodos Edo y Meiji..
- Cerámicas y porcelanas. Son unas 225 en total, chinas sobre todo, datadas en un amplio periodo cronológico, de diferentes formas, funciones, técnicas y ornamentaciones.
- Objetos de laca. Son principalmente japoneses, pero también hay chinos y de otras procedencias. Constituyen un total de 231 objetos de distintos tipos (muebles, arcas, cuencos, cofres y una serie de cajas de distintos usos y tamaños), con variadas ornamentaciones y técnicas decorativa, de muy buena factura.. Por su singularidad destacamos un total de 75 inro de excelente factura, la mayoría con su correspondiente netsuke.
- Otros objetos artísticos. Incluye un total de 98 piezas de función, procedencia y cronología muy variadas: esmaltes chinos, pipas de diferentes formas y tamaños; abanicos, de diversos tipos; tsuba o guardamanos de la espada japonesa, finamente cincelados en distintos metales; tabaqueras o frasquitos de rape; relicarios búdicos de plata; bordados; yu (piedras duras, la mayoría jades), algunos reproducen formas de los antiguos bronces o figuras como Guanyin, y diferentes objetos de metal de carácter ritual como campanillas, vajra, ganthar y armas rituales.

Dirección: Museo de Zaragoza, Plaza de los Sitios, 6, 50001 Zaragoza (Zaragoza)
Tel. +34 976222181 Tel. +34 976225282 / Fax +34 976222378